Echando la concha: Tortugas a la mexicana

Por Agustín Pepper Amezcua

tmnt1Durante el boom que tuvieron las Tortugas Ninja en los tardíos 80 y los nacientes 90, todos quisieron su rebanada de pizza.

De esta forma, tanto el mercado legal como el ilegal se inundaron de parafernalia tortuguil, y México no fue la excepción. Las Tortugas pegaron tan fuerte que pronto las figuras, ropa y demás coleccionables llenaron los cuartos de sus fanáticos.

Dentro de esta euforia por los quelonios, Corporación Editorial Mac, que en los años 70 (bajo el nombre de MAC División Historietas) fuera grande por poseer las licencias de publicación de Marvel Comics, publicó una historieta basada en la caricatura de 1987, que salió a la luz en octubre de 1990.

 

 

 

 

 

 

 

tmnt2

Aunque en ese entonces en Estados Unidos se publicaba TMNT Adventures bajo el sello de Archie Comics, su contraparte mexicana no se basó del todo en ese título.

Con arte de Manuel Conde y Víctor Guiza, y color de Iris Noguera, Las Tortugas Ninja presentó en sus primeros números adaptaciones del material original, con portadas y arte interior retrazados.

Cabe decir que desde el séptimo número lanzó historias propias que causaron tal impacto en los lectores mexicanos que incluso llegó a formarse un club de fans oficial.

De hecho, Manuel Conde e Iris Noguera viajaron a los estudios Mirage para reunirse personalmente con Kevin Eastman, cocreador de los personajes, y observar cómo se hacía el cómic original.

 

 

 

 

 

 

 

tmnt3Como dato curioso, cabe decir que el cómic mexicano gozó de tal libertad que en Las Tortugas Ninja #31 los héroes verdes tuvieron un crossover con Las Ratas de Paco Baca, las cuales aparecieron también en el universo de Karmatron.

La euforia ninja duró tres años a nivel mundial, mismo tiempo que vivió su cómic en México, con 56 números y seis compilatorios publicados.

Desde entonces, salvo un intento de Fernández Editores por publicar libros ilustrados de los personajes, el mercado nacional se quedó sin sus héroes acorazados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

18499_775880945828260_9194118090659577767_nTras la compra de los personajes por parte de Nickelodeon y la adquisición de los derechos del cómic por IDW Publishing, Raphael, Michelangelo, Donatello y Leonardo regresaron a México a finales de 2013 en todo su esplendor, de la mano de Bruguera Comic Books, que antes de su cese de actividades a inicios de 2016 publicó 19 números de TMNT, 12 de TMNT Micro-Series, cerca de una docena de TMNT: Black & White Classics, y un especial de 30 aniversario.

En esta etapa, títulos como TMNT y TMNT Micro-Series presentaron portadas variantes, mientras que TMNT: Black & White Classics incluyó en la mayoría de los números una serie de interesantes artículos escritos por Kevin Eastman, que funcionaban como detrás de cámaras de cada capítulo.

Incluso existió un proyecto para lanzar un título totalmente escrito y dibujado en México, con Carlos Campillo en los guiones y Lucas Marangón en el arte. Lamentablemente, no se concretó.

 

 

 

kamiteEn mayo de 2016, tras el cese de actividades de Bruguera Comic Books, Editorial Kamite anunció el relanzamiento de los acorazados en México, comenzando con el título regular escrito por Tom Waltz e ilustrado por Dan Duncan.

El primer número se publicó con seis portadas variantes. Tras la publicación de éste, Kamite lanzará el resto de la serie en tomos recopilatorios, lo que traerá a los lectores mexicanos una tercera oportunidad para disfrutar del poder tortuga. Sin embargo, al momento no se ha confirmado la fecha de salida del primer tomo.

Dato Comikaze

Si quieres disfrutar de las portadas de la versión mexicana del cómic de Las Tortugas Ninja, así como una amplia colección de las cubiertas de las distintas series publicadas en torno a estos personajes en Estados Unidos y otras partes del mundo, visita el sitio ruso Turtlemania.

Author: Agustin "Pepper" Amezcua

Oriundo de las lagunas de Tlalnepantla, desarrollado en tiendas de cómics del centro del país, colecciona y ama todo aquello que ronde en la oscuridad, escuche y se arrulle con la bella música que hacen las criaturas de la noche. Su primer encuentro con el cómic se desarrolló en la central camionera del norte, antes de unas vacaciones en familia, y a partir de ahí no ha podido parar. Se le puede ver rondando por diferentes partes de la ciudad aunque todos sus avistamientos registrados en cámara son borrosos, culpa de un mal conocido cómo Areacincuentaynismo.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.