Sociedad y suciedad: The Filth, de Grant Morrison

Por Juan Manuel Nevárez

 

Persona, parapersona, antipersona. Una organización secreta que se encarga de eliminar todo lo que pueda alterar el status quo. Microorganismos, constructores de historias, terroristas que buscan acabar con el autoritarismo de La Mano (la organización secreta antes mencionada), villanos que utilizan la pornografía para desestabilizar la sociedad y otras linduras por el estilo, así como un simio asesino producto de la Rusia comunista.

 

 

Y en medio de todo esto, Greg Feely, una persona insegura y recluida, y Ned Sealy, agente de La Mano. ¿Dos versiones de la misma persona? ¿entidades separadas? ¿ninguna de las dos? Un ataque terrorista de gran nivel provoca un gran caos, y todo por culpa de un gato. Así de rebuscada es esta historia de Grant Morrison en la que saca ha relucir de manera no muy grata el lado más desagradable de la sociedad, pero también hacer ver la hipocresía de esa misma sociedad que, aunque critica las cosas que considera repulsivas, desde las sombras las sigue consumiendo.

La narración no tiene una estructura lineal, por lo que es casi un hecho que en un primer acercamiento tendrás más dudas que respuestas y es que la intención del buen Grant es hacerte pensar, ¿Qué demonios es todo esto? y que, como una especie de rompecabezas lisérgico, vayas colocando cada capítulo en su lugar adecuado dentro del plan original del escritor, mismo que no es para nada el presentado en el orden del tomo.

 

Ésta es una de esas tramas por las que Grant Morrison es odiado por un sector del fandom, que lo tacha de pretencioso por su tendencia a crear argumentos que no van por la vía fácil, sino que exprimen tu cerebro y te dejan pensando y creando tus propias teorías, pero para mí esas son las que me dejan mejor sabor de boca, las que me hacen revisar constantemente la historia para seguir descubriendo detalles que la enriquecen lectura tras lectura.

 

Para mí, The Filth (Vertigo, 2002) con sus guiños a The Matrix, 1984 y Blade Runner, es una de las obras menos conocidas de Grant, pero es también uno de sus mejores trabajos, y si le agregamos el sólido arte de Chris Weston, queda un producto redondo.

Una advertencia: definitivamente no es una lectura para menores de edad por situaciones y temáticas bastante explícitas, ni para personas demasiado conservadoras ya que la experiencia de lectura les podría resultar, efectivamente, asquerosa.

 

Author: Juan Manuel Nevárez

Licenciado en Administración y Finanzas, es comunicólogo de clóset, apasionado de la literatura, la música, el cine y los cómics, los cuales ha coleccionado y leído por casi 40 años. Radica en Mazatlán, Sinaloa, donde ha colaborado con fanzines sobre arte y cultura como El Virus, además de haber ganado varios concursos de cuento y de canción inédita. También ha participado en grupos especializados como Mundo Geek, donde funge como moderador, además de participar en los videos de YouTube del mismo proyecto.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.