Astro Boy #1, de Planeta Cómic

Por Rodrigo Torres

 

Es imposible hablar de manga sin mencionar a Osamu Tezuka, creador de algunos de los mangas más populares de la historia, además de uno de los responsables de impulsar el género hasta lo que es ahora. No por nada se le conoce como “El dios del manga”. Y no podemos hablar de Tezuka sin mencionar su obra más famosa: Astro Boy.

 

 

El impacto de este personaje en la cultura popular no se limita a sus tres adaptaciones como anime y la película americana en animación CGI, sino también en la influencia que ha tenido en muchas otras historias a lo largo de los años. Por eso nos alegra bastante que Planeta Cómic esté lanzando ediciones de la obra de Tezuka, incluyendo al pequeño androide.

La historia de Astro Boy se desarrolla en un mundo futurista, donde los robots y androides se asemejan cada vez más a los seres humanos y tienen un papel importante en la sociedad. Allí conocemos al científico Tenma, que pierde a su hijo Tobías en un trágico accidente, pero intenta subsanar esa pérdida con sus conocimientos en robótica al crear un robot idéntico a su hijo fallecido. Pero pronto Tenma se da cuenta de que a pesar de ser igual en el aspecto físico, se trata de una criatura completamente diferente.

 

Ése es el origen de Astro Boy: un pequeño robot que fue creado como remplazo de un niño muerto y rechazado por quien lo creó. Astro termina en un circo, donde pronto es descubierto por el Doctor Ochanomizu, quien se da cuenta del potencial que tiene gracias a gran fuerza, agilidad y armamento. De este modo, al lado del doctor Ochanomizu, Astro encuentra una familia, amigos, y un propósito, y así empiezan sus aventuras.

El primer tomo contiene ocho historias de distinta extensión. Hay algunas cortas, de unas 20 páginas, y otras mucho más largas, que incluso rebasan las 100 páginas, y cada una de ellas nos ayuda a conocer un poco más de Astro y su mundo: los robots, sus interacciones con los humanos y su papel en la sociedad, los visitantes de otros planetas, etcétera.

De esta primera entrega resalta El regimiento Hot Dog, la historia de un perro robot que es reconstruido con fines militares y a lo largo de su existencia bélica tiene recuerdos de su vida pasada, sobre todo de la lealtad que lo caracterizaba. Otra historia destacada es El mejor robot sobre la faz de la Tierra, en la que un robot muy poderoso llamado Pluto busca derrotar a todos los robots de combate que existen para proclamarse como el mejor, lo que lo lleva a retar a Astro.

 

A pesar de que las adaptaciones y películas del personaje fueron dirigidas a un público infantil, en el manga de Astro Boy se tratan algunos temas que resultan relevantes tanto para niños como para adultos, como la preocupación por las implicaciones éticas que conlleva el avance de la tecnología. ¿Hasta dónde podemos explotar la tecnología en beneficio de la raza humana? ¿Qué tanto dañan al planeta o a otras especies esos avances? ¿Hay un límite a lo que debe representar la tecnología?

Con esta serie, Tezuka no sólo aportó al manga, sino también a la ciencia ficción en general. Por ejemplo, hay muchos paralelos entre su obra y la de Isaac Asimov, uno de los grandes exponentes de la sci-fi. En el mundo de Astro Boy, los robots también luchan por sus derechos, por igualdad y leyes que los amparen, y siguen las limitaciones de su código.

La misma humanidad está reflejada en la creación de este manga. En muchos aspectos, Astro es el personaje más humano en su universo, pues sus valores e ideales siempre lo llevan a ayudar, proteger, perdonar y salvar tanto a personas como a sus iguales robóticos. Mientras los humanos suelen rechazar por igual a sus semejantes y a los robots, Astro es la mejor persona que puede ser.

 

En cuanto a la acción, el manga no se queda atrás, pues los combates entre robots hacen gala de las posibilidades tecnológicas y futuristas, y están llenos de disparos, explosiones, vuelos, armas, etc. Muchas historias de robots tienen como base el espectacular flujo de acción que Osamu proyecta en su manga.

Lamentablemente hay que hablar también de las desventajas de esta edición. Lo primero que llama la atención es su elevado precio, lo que obedece a que se trata de una edición importada. Es una obra que vale mucho la pena, pero el precio resulta excesivo, sobre todo si la comparamos, por ejemplo, con la edición en inglés. Otro aspecto es la traducción, pues se trata de una edición en castellano. Si bien no es un gran detalle, a algunas personas les incomoda leer en esta variante del español.

Aún así, es una buena oportunidad para adquirir un manga clásico, que todo los fanáticos de este medio deben leer para entenderlo un poco mejor. Si disfrutan cualquier tipo de manga, es un deber conocer sus orígenes y a uno de sus mayores exponentes.

Author: Rodrigo Torres

Lee comics y devora videojuegos desde que tiene memoria. Fan del manga, el anime y las historias de terror, disfruta de asistir a convenciones de cómics para conocer nuevas propuestas y artistas. Lector tanto de Marvel como de DC, es seguidor de Linterna Verde, Spider-Man, Batman y la línea Vertigo, así como de aquellas series y películas basadas en cómics. Si no lee al menos una historieta al día se siente incompleto. Como su foto lo muestra, ama Nintendo y Pokémon.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.