La Comicteca: The Last Days of American Crime

Por Alberto Calvo

 

Los altos índices criminales son un problema de todas las grandes ciudades, y uno que no se resolverá de forma fácil o como por arte de magia. Pero… ¿y si hubiera una forma de evitar que cualquier persona cometa un crimen? ¿Sería ético usar un equivalente a control mental si esto ayudase a impedir robos, homicidios y tráfico de drogas?

 

Ésa es la pregunta que flota sobre The Last Days of American Crime, cómic creado por Rick Remender (Black Science, 7 to Eternity, Deadly Class, Uncanny X-Force), y Greg Tocchini (Low, Thor: Son of Asgard, Ion), publicado originalmente por Radical Comics en 2010 y rescatado del olvido por Image Comics en 2017, el cual fue la inspiración para la película del mismo nombre que estrena en Netflix este 5 de junio.

El gobierno de los Estados Unidos encontró cómo impedir a nivel subconsciente que cualquier persona cometa un acto que sabe que es ilegal. Se trata de una señal transmitida por ondas de radio que afecta directamente el cerebro de cualquiera a su alcance, y como una respuesta desesperada a los niveles de terrorismo y crimen que sufre su territorio en un momento indeterminado del futuro cercano (por no decir que inminente), han decidido que la señal será emitida de forma permanente las 24 horas del día.

 

El plan era mantener la noticia en secreto, y para ayudar a que así fuera, se creó una distracción: la entrada en vigor de un nuevo sistema de tarjetas electrónicas que reemplace de forma definitiva el uso de efectivo. El nuevo sistema funcionará gracias a estaciones de recarga digital, mismas que serán controladas de forma exclusiva por los bancos. Pero los medios de comunicación filtraron la noticia de la señal inhibidora, sembrando el caos en las principales ciudades.

 

A poco más de una semana de que inicie la transmisión, la violencia se dispara, pues los delincuentes están conscientes de que se viven los últimos días del crimen en América. Y en ese entorno conocemos a Graham Bricke, un veterano criminal de carrera que nunca pudo dar el gran golpe. Pero ahora tiene un plan que podría hacerlo rico: robar una estación de recarga, huir del país, y vivir el resto de sus años con fondos ilimitados. Pero debe trabajar contra reloj.

Además, no se trata de la clase de golpe que pueda dar él solo, y necesita socios para llevarlo a cabo. Pero luego de que las cosas se vienen abajo con un delincuente local, Graham tiene que contactar a Kevin, un especialista en cajas fuertes, quien junto con Shelby, su novia hacker, son el complemento ideal para dar el golpe. La pregunta es, ¿puede confiar en ellos? Sobre todo si considera que Shelby coquetea con él cada vez que Kevin le da la espalda. ¿Cuál es su juego?

 

The Last Days of American Crime es una historia de crimen y traiciones con más tintes de novela negra que de ciencia ficción, pues el tema de la señal pasa a segundo término conforme nos sumergirnos en el frenético bajo mundo de Los Angeles. Rudos criminales, femmes fatales, un temerario plan, secretos, traiciones, e intriga que involucra a policías corruptos y pandilleros. Todos los ingredientes de un clásico noir sin importar la época en que se desarrolle.

Uno de los fuertes en el trabajo de Remender siempre ha sido la caracterización a través de diálogos, y este cómic no es la excepción. La historia y circunstancias de Graham se van revelando conforme avanza la trama, y poco a poco aprendemos también algunos de los secretos que Kevin esconde, aun si nunca terminamos de comprender dónde yacen las lealtades de Shelby, aunque su forma de jugar con todos a su alrededor es parte de su encanto.

Tocchini tiene un estilo bastante atractivo, con un trazo hosco que le sienta a la maravilla a la historia, el cual es perfectamente balanceado por su colorida paleta. Y cuando digo hosco no me refiero a burdo, sino al tono que logra transmitir con sus trazos, creando la atmósfera idónea para la historia, pues cuando es necesario ilustra escenarios, objetos y personas a detalle. El único pero es uno que siempre ha sido un problema con su trabajo, que es la consistencia en los rostros, pues de no ser por el contexto al seguir la historia, hay ocasiones en que sería muy difícil saber quién es quien.

 

La historia fue publicada en 2010 como una miniserie de tres números con el doble de páginas que los cómics tradicionales. Radical Comics era una empresa que se caracterizaba por dar más importancia a colocar sus títulos en otros medios que a promover sus publicaciones, y aunque esta historia no halló acomodo en cine, volvió a generar interés en 2017, cuando Remender recuperó los derechos de la obra y publicó un tomo recopilatorio a través de Image Comics, el cual atrajo el interés de Netflix.

En resumen, The Last Days of American Crime es una entretenida e intrigante historia que debe resultar del agrado de cualquier aficionado a la ficción criminal, aderezada con algunas ideas novedosas y contada contra un trasfondo que invita a la reflexión aun a pesar de su negativa a explorar de forma más directa los cuestionamientos éticos y morales que pudieran derivar de la situación.

¿Podrá la película hacerle justicia? Sólo resta esperar unos días para descubrirlo…

Author: Alberto Calvo

Alberto Calvo es escritor, traductor, editor y podcastero con casi 40 años leyendo cómics. Siempre ha sentido curiosidad sobre dónde y cómo se crean los cómics, pero para él lo más importante son las historias. Traduce cómics para Panini Comics México, tuitea como @albion2112, y puedes escucharlo cada semana en comicverso.org o leerlo de forma habitual en hogueradelasnecedades.blogspot.com

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.