Una breve historia de los cómics 3D

Por Alberto Calvo. Publicada originalmente en Comikaze #30 (mayo de 3016).

 

El uso de efectos 3D en la industria del entretenimiento es ahora tan común que lo damos por hecho, y lo que en una época estuvo reservado a salas de cine con proyectores especiales hoy está presente en cualquier hogar equipado con una televisión y lentes especiales. Los cómics no han hecho eco de esta “nueva” moda, pero ya lo habían hecho varias veces en el pasado.

De Hollywood a los cómics

El primer boom del 3D se dio en 1953 con el estreno de House of Wax, película de Warner Bros. protagonizada por Vincent Price. Si bien no era la primera cinta en 3D, sí fue la primera producción a color de un estudio grande en usar efectos estereoscópicos, y su éxito fue tal que desató una ola de cintas de todos los géneros con efectos similares. El 3D estereoscópico consiste en mostrar al mismo tiempo dos imágenes casi idénticas, pero con alguna variación en posición o tamaño. Debido a la distancia entre los ojos, cada uno de ellos ve las imágenes desde un ángulo ligeramente diferente, y la combinación del coloreado y los lentes especiales ayuda a generar la sensación de profundidad.

Aprovechando el furor del momento, el legendario Joe Kubert convenció al dueño y presidente de St. John Publishing de publicar un cómic 3D creado con una técnica similar.

 

Kubert y Norman Maurer, otro artista de cómics y amigo suyo, cumplieron su servicio militar en Alemania entre 1950 y 1951, y ahí encontraron revistas con imágenes 3D que eran disfrutadas con unos baratos lentes bicolor, hechos con cartón y celofán. La técnica utilizada consistía en dibujar los elementos que componían las imágenes de la historieta sobre hojas de acetato, creando varias capas. El proceso estándar usaba tres capas de arte, coloreadas por separado antes de generar el negativo de impresión.

Ambos trabajaron sin descanso durante 72 horas para tener el cómic listo lo más rápido posible, y el resultado fue Three Dimension Comics #1, que presentaba una historia de Mighty Mouse (Super Ratón) el personaje más popular de la editorial. Pese a su exorbitante precio de 25 centavos de dólar (un cómic regular costaba 10), la revista fue un éxito y agotó su primer tiraje, de más de un millón 200 mil copias. Con su segunda impresión las ventas totales superaron el millón y medio de ejemplares.

St. John aceleró la producción de otros títulos, como House of Terror (antología de horror), Whack (parodias al estilo de Mad) o Tor, cocreación de Kubert y Maurer, que fue rebautizado como 3-D Comics sólo para su segundo número.

 

Mighty Mouse 3D COVER

Harvey Comics respondió con títulos como Adventures in 3-D, True 3-D y Captain 3-D, éste último creado por Jack Kirby. Por su parte, la National (hoy DC Comics) publicó la revista Three Dimension Adventures of Superman, y vendió más de un millón de ejemplares. Le siguió una publicación similar con Batman como protagonista, pero las bajas ventas detuvieron la salida de más títulos. Para inicios de 1954, con más de 30 publicaciones en unos cuantos meses, el encanto de los cómics 3D había desaparecido. Lo último destacable de ese periodo fueron dos antologías de la EC: Three-Dimensional E.C. Classics y Three-Dimensional Tales from the Crypt of Terror, ambas con reimpresiones de historias populares con arte retocado para aprovechar el 3D.

La resurrección de los 80

Los cómics 3D tuvieron un resurgimiento a principios de los  80 gracias en buena medida a Ray Zone, artista  especializado en convertir arte convencional a 3D, y quien en 1983 comenzó a trabajar en cómics, colaborando con autores como Jack C. Harris y Steve Ditko.

Su trabajo llamó la atención de Archie Goodwin, quien lo contrató para colaborar con John Byrne en la producción de Batman 3D, novela gráfica publicada en 1990. Zone trabajó en más de 150 cómics tridimensionales para clientes como Disney, Warner, y The Simpsons antes de trasladar su interés a Hollywood, donde se le considera como uno de los principales responsables del desarrollo de tecnologías estereoscópicas.

 

Tales from the Crypt

Uno de los mayores desarrollos en impresión 3D se dio en 1994, cuando Valiant Comics presentó un sistema llamado Valiant Vision, el cual omitía el uso de lentes bicolores al reemplazarlos con micas transparentes y un micro-rayado que lograba el mismo efecto sin necesidad de la impresión desfasada. Esta nueva tecnología usaba las gamas de color para crear profundidad, y permitía leer el cómic sin los lentes como si fuera una publicación normal y sin la apariencia de estar mal impreso.

Lamentablemente su aparición coincidió con la venta de Valiant a Acclaim, compañía de videojuegos que canceló todos los proyectos en su línea de cómics, títulos 3D incluidos, para empezar de cero. Nadie retomó las características del sistema Valiant Vision, pero eso puede obedecer a la evidente falta de interés del mercado en algo que en su momento fue una exitosa novedad.

Hoy día los cómics 3D son vistos como una mera curiosidad, y en los últimos 20 años han sido pocos los títulos publicados en ese formato, limitando su uso casi exclusivamente a ediciones especiales de colección, y usualmente sólo en portadas, justo como en el caso de Comikaze #30, también conocida como Comikaze 3D.

 

Valiant Vision

Dato Comikaze

+Joe Kubert inició en Tor los llamados blinkeys (parpadeos), cómics cortos que usaban el sistema estereoscópico para contar dos historias en la misma página, diseñadas para leerse con un sólo ojo a la vez. Harvey Comics incluyó historias similares en sus títulos 3D.

+Ray Zone fue productor 3D en la cinta mexicana de animación Brijes 3D.

+Entre los cómics 3D de años recientes destaca Action Comics #851 (2007), coescrito por Richard Donner y Geoff Johns, y dibujado por los hermanos Kubert.

 

Author: Alberto Calvo

Alberto Calvo es escritor, traductor, editor y podcastero con casi 40 años leyendo cómics. Siempre ha sentido curiosidad sobre dónde y cómo se crean los cómics, pero para él lo más importante son las historias. Traduce cómics para Panini Comics México, tuitea como @albion2112, y puedes escucharlo cada semana en comicverso.org o leerlo de forma habitual en hogueradelasnecedades.blogspot.com

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.