Hecho en México: Nido de serpientes

Por Rodrigo Torres

 

Como resultado de la cuarentena, muchas editoriales y programas culturales están ofreciendo contenido gratuito, para poder consumir películas, libros, exposiciones y otras formas de entretenimiento de manera online. Por fortuna los cómics también se han unido a la iniciativa, y buscando en internet hay algunas novelas gráficas y cómics que se pueden leer de forma gratuita durante esta contingencia.

 

 

Ése es el caso de Nido de Serpientes (2019), obra mexicana realizada en su totalidad por David Espinosa El Dee, la cual, junto con otros ensayos, cuentos, libros de poesía y obras de teatro, pueden disfrutarse en línea de forma gratuita gracias al Fondo Editorial Tierra Adentro (descárgala aquí). Espinosa ha trabajado antes en cómic y es uno de los exponentes actuales del medio en nuestro país, reconocido por obras como El Twit Ilustrado y Yo y la Muerte.

Esta novela gráfica fue publicada luego de que el autor ganara el Premio Nacional de Novela Gráfica, convocado por la Secretaría de Cultura. Pero, ¿de qué trata Nido de Serpientes? En un pueblo de México llamado San Tolok, unos chavos tienen una banda, y reparten flyers para su última tocada. Efrén, Paredes y “El Tanque” forman Los Macehuallis, que están por desintegrarse pues uno de ellos se irá del pueblo.

 

Mientras reparten la publicidad para su último show, terminan tomando con amigos en la playa hasta terminar el día. Al amanecer serán testigos de un hecho criminal que involucra a la policía y al crimen organizado, y sin querer se volverán el blanco del corrupto cuerpo policial que buscará silenciarlos o al menos intimidarlos. Inseguros de si los reconocerán, se percatan del error de haber dejado atrás un flyer para su show, lo que los llena de incertidumbre y paranoia.

Esto los afectará a todos y a la forma en que viven su vida: sus trabajos, amigos, aficiones y, por supuesto, su música y su banda, a la que están dedicados y que los tiene muy emocionados por su próximo evento. Lleno de humor, el cómic nos lleva por este incidente y la manera en que habrá de resolverse. ¿Podrán Los Macehuallis sobrevivir al crimen organizado? ¿Tendrán su último show en vivo? ¿La tensión terminará por romper sus lazos de amistad y camaradería? Tienen que leer la novela para contestar esas respuestas.

El Dee tiene un estilo de dibujo muy característico, que hace que cada personaje tenga una personalidad evidente con sólo ver el trazo de su persona. Eso se une al color, que usa tonos cálidos que reflejan la atmósfera de la historia y las situaciones por las que pasan nuestros personajes. El lenguaje y el humor son muy propios del país, por lo que cualquier lector entenderá la forma de hablar de sus protagonistas.

 

Esto es algo que me parece importante resaltar, porque la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a leer cómics provenientes de Estados Unidos o Japón, y es bastante raro que podamos leer diálogos y palabras concebidos originalmente en nuestro propio lenguaje, pero eso es algo que nos permite identificarnos más y simpatizar mejor tanto con la trama como con los personajes de esta historia.

Lo mismo pasa con el contexto social y cultural de la obra. A pesar de que está inspirado en una región costera (Cancún, específicamente), está llena de situaciones comunes en todo el país. Salir a tomar con los amigos, tener una banda, la amenaza constante de la corrupción y el crimen organizado, armar la vaquita, acomodar más de cinco personas en un vocho, asistir a un toquín, etc.

Por último, hay que destacar que la obra tiene una relación muy estrecha con la música, específicamente con el género punk y la vida aunada a éste. Conversaciones sobre cuál es el mejor álbum de The Clash, o la asociación con el skate y las drogas recreativas son temas que también abundan en esta novela. Pero lo más importante es que la historia trata sobre las relaciones que creamos y conservamos, los amigos que hacemos por un rato o para toda la vida. Amigos que nos ayudan a pasar los ratos difíciles, y que nos acompañan mientras encontramos el camino.

Por todo esto recomiendo ampliamente esta novela, y más ahora que se puede leer de forma gratuita. Si les gustan la música, el punk, las historias de la vida cotidiana y el humor, deben darle una oportunidad a este cómic. Y si lo hacen y les gusta, también apoyar al artista y a la industria del cómic en nuestro país adquiriendo una copia física, donde resaltan más el arte, los colores y la experiencia de lectura. La edición es bastante buena y no tiene un precio muy elevado (adquiérela aquí).

Author: Rodrigo Torres

Lee comics y devora videojuegos desde que tiene memoria. Fan del manga, el anime y las historias de terror, disfruta de asistir a convenciones de cómics para conocer nuevas propuestas y artistas. Lector tanto de Marvel como de DC, es seguidor de Linterna Verde, Spider-Man, Batman y la línea Vertigo, así como de aquellas series y películas basadas en cómics. Si no lee al menos una historieta al día se siente incompleto. Como su foto lo muestra, ama Nintendo y Pokémon.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.