Entrevistas en cuarentena: Jamie Delano

Por Filippo Marzo y Vanessa Molina

Nuestra charla de hoy es con el escritor Jamie Delano, a quien recordamos por sus historias para títulos como Hellblazer, Animal Man, Doctor Who, Captain Britain, o Man-Bat, quien en años recientes se ha enfocado en la creación de novelas para el sello Lepus Books. Puedes ver la versión en video haciendo clic aquí.

Bienvenido. ¿Podrías contarnos sobre tu reciente novela, Leepus: Dizzy?

No soy muy conocido como escritor de novelas, pues durante la mayor parte de mi carrera escribí cómics, pero cuando llegué a los 60 años pensé que si no hacía algo al respecto para lograr mi añeja ambición de convertirme en novelista, tal vez después sería demasiado viejo. Entonces, hace ocho o nueve años escribí mi primera novela, Book Thirteen, una historia sobre (como se podría suponer) un escritor anciano con problemas en el manejo de sus personajes y de su vida, así como para mezclar los dos aspectos de la imaginación y de la realidad.

Disfruté bastante esa experiencia, escribir una novela en prosa extendida. Así como me lo esperaba, creo que no vendió  mucho, además de que yo no era tan bueno con la autopromoción, de modo que pensé en escribir algo más de género para mi siguiente novela, por lo que desarrollé una historia que la gente definiría como una “distopía”, aunque yo preferiría verla más como una utopía. En muchos aspectos preferiría vivir en la realidad trastornada que creé para estas novelas, una en la que todos habitamos en este momento.

Básicamente Leepus es una historia que sucede en el futuro cercano, ambientada en una Inglaterra alterna, cierto tiempo después de una especie de confluencia de eventos apocalípticos conocidos como La reducción, que han dado lugar a una clara disminución en la población del país. Es una especie de mescolanza de todos los periodos de la historia inglesa, pasando por la Edad de Piedra y los aspectos tecno-presentes de lo medieval. Es una comedia oscura, supongo que esa sería la mejor forma de describirla.

John Constantine, creado por Alan Moore, se convirtió más en un personaje tuyo. ¿Cuál fue tu enfoque al escribirlo?

Hellblazer nació en las páginas de Swamp Thing, de Alan Moore, quien era un amigo muy cercano en ese tiempo (ambos venimos de la misma ciudad en Inglaterra, Northampton). Desde un inicio, Alan fue el responsable de introducirme a la escritura de cómics. Siempre me había imaginado que sería un escritor en algún punto de mi vida, pero yo era un poco flojo y realmente nunca me involucré mucho para hacer que eso sucediera. A inicios de los años 80 Alan ya estaba desarrollando su carrera en los cómics y me presentó con unos editores en Marvel, donde inicié mi carrera.

Cuando en DC me propusieron desarrollar Hellblazer o más bien, desarrollar a John Constantine como un personaje con su propia serie, definitivamente querían un escritor británico para lanzar el título. Fui muy afortunado, gracias quizás a una recomendación de Alan, de que me pidieran una propuesta de historia para los primeros doce números de Hellblazer. Yo no esperaba nada, pero resulta que lo que presenté impresionó a Karen Berger lo suficiente como para que me diera la oportunidad de escribirlo. Y el resto fue historia. Para el primer par de números estuve platicando con Alan sobre la trama y el personaje, pero después de eso la mayor parte la hice solo. Se trataba de un personaje pasajero en Swamp Thing, así que para mantenerlo durante un periodo largo de historias tuve que profundizar un poco más en su psique, su vida y su pasado. Así encontré material para más historias. Realmente mi enfoque en Hellblazer fue el que mismo que adopto para cualquier cosa que escribo, es decir, sentarme y animar el personaje en mi imaginación, y luego seguirlo a donde se dirija.

¿Cuánto hay de ti en tus personajes?

Buena pregunta. Probablemente más de lo que me gustaría admitir. Creo que es imposible para un escritor divorciarse completamente de sus personajes, pues creo que todos tienden a reflejar aspectos de su creador. Estoy seguro de que todos los escritores transmiten aspectos de sus propias personalidades a través de sus creaciones, y yo no soy la excepción. Hay mucho de mí en muchos de mis personajes pero también hay mucho de mí que no encontrarás en ellos, obviamente. Ya sabes, te enfocas a través del lente del personaje que estás escribiendo en determinado momento. Me causa conflicto cuando lo pienso, porque tuve una relación bastante intensa con el personaje de John Constantine durante los cuatro o cinco años en que lo estuve escribiendo. Algunas veces tienes que vivir con un personaje desde el momento en que te despiertas y hasta que te vas a la cama por la noche, y eso puede llegar a ser un poco… ¿cuál es la palabra correcta?… intenso. Con otros personajes no es tanto así, ya que los puedes tomar o dejar fácilmente, pero con los personajes que realmente te importan, sí, seguramente va a haber algo de ti en ellos.

Entre las muchas historias que has escrito, ¿hay alguna a la que te sientas más apegado?

Amo a todos mis hijos, supongo que a unos un poco más que a otros, principalmente aquellos que son enteramente de mi creación, en lugar de los que pertenecen a una empresa o que fueron inventados por alguien más. Una de mis favoritas es 2020 Visions, una serie que escribí en 1995 y que apenas fue reimpresa, justo conmemorando el año del título. También están Outlaw Nation, a la que le tengo cariño, y Hellblazer, la cual sé que inventó Moore, pero aun así siento que soy propietario de ella de forma parcial, por lo menos. En cuanto a mis novelas, le tengo cariño al viejo malhumorado Leepus. Amo todas mis historias, realmente no podría elegir una como favorita, no sería justo.

Para terminar, ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy viejo y ya casi por retirarme, por lo que hasta ahora no tengo proyectos de cómics. Aunque dije que jamás renunciaría a la idea de escribir cómics, y quizás lo haga de nuevo en el futuro, actualmente estoy mucho más enfocado en escribir mis novelas, donde no tengo fechas de entrega o editores involucrados, por lo que me toma mucho tiempo mirar con terror la página en blanco y escribir una nueva obra. Pero quiero escribir al menos tres libros de Leepus, así que todavía me falta uno. Ése es el próximo proyecto en el que me pondré a trabajar, ya veremos hacia donde nos dirige Leepus en el su paso por el extraño paisaje futurista de Inglaterra.

Checa más charlas con autores haciendo clic en nuestra sección de entrevistas

Author: Filippo Marzo

Nació en 1975 en Palermo, Italia. Gran fanático de los dibujos animados y los cómics desde muy joven, de Mickey Mouse a Sturmtruppen y hasta Beetle Bailey. Al crecer, sus gustos se trasladaron a superhéroes y la unión duró muchos años. Colaborador en fanzines locales, páginas de fans y sitios con contenido de cine, otra de sus pasiones. Pequeño coleccionista de obras originales y comisario de dos exposiciones de bocetos de artistas de cómics en los 90, cambió sus intereses hacia cómics maduros y de contenidos artístico extrafino, con un ojo puesto en editoriales independientes, como Eclipse, Tundra, Fantagraphics, Dark Horse y, por supuesto, Vertigo. Seguidor y coleccionista de Bill Sienkiewicz, Mike Mignola, Jon J Muth y John Byrne. Durante algún tiempo, reportero y corresponsal del extranjero sobre convenciones de comics en México y los Estados Unidos. Creador y curador del canal de YouTube Comics Reporter. https://www.youtube.com/channel/UC5-5wS5bRw2_YgdyCGoMohg

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.