Comiclásicos: Y habrán de llamarlo campeón

Por Luis Carreón

 

Mucho antes de que los Avengers fueran el producto insignia de Marvel Comics, La Casa de las Ideas tuvo como consentido a otro súper equipo: Los Cuatro Fantásticos, siendo su personaje más popular y carismático el ojiazul Ben Grimm, mejor conocido como The Thing o La Mole, para los cuates. Su popularidad era tanta que había todo tipo de productos alrededor suyo.

 

Durante la Edad de Plata y la Edad de Bronce del comic estadounidense, The Thing protagonizó algunas series, una de ellas fue la ya clásica Marvel Two-In-One, en la que el hombre de roca hizo equipo con un personaje diferente cada número. Dicha serie fue mensual y se publicó de enero de 1974 a junio de 1983, alcanzando un centenar de números y siete anuales, por los que desfilaron grandes creadores como Marv Wolfman, Chris Claremont, Tom DeFalco, Steve Gerber, David Michelinie, Frank Miller, Geoge Pérez, Jim Starlin, Ron Wilson y un largo etcétera.

En todos esos años hubo historias y arcos muy interesantes, pero hoy hablaremos en particular del último anual (publicado en México cinco años después, como bonus del tomo dedicado a la historia Punisher mata al Universo Marvel).

 

La historia, escrita por Tom DeFalco y dibujada por Ron Wilson, era muy sencilla y mostró algo común en la vida de la familia fantástica: mientras Ben Grimm posa como modelo para su novia, la escultora Alicia Masters, un humanoide aparece frente a ellos, presentándose como Proja El Promotor Supremo, e invita a Grimm a participar en un encuentro de box contra su amo, The Champion (El Campeón), de quien en historias posteriores se supo que pertenecía a los Elders, poseedores de una fracción del poder primordial y caracterizados por sus mundanas obsesiones personales, entre quienes destacan The Collector y The Grandmaster.

Al no aceptar un no por respuesta, Proja secuestra a The Thing y a ocho personajes más: Thor, Doc Samson, Hulk, Namor, Colossus, Sasquatch, Wonder Man y Vision, pero al notar que éste último es un sintetizoide, lo descarta de inmediato. Todos aparecen de forma instantánea en un gimnasio, donde se les informa el propósito de su abducción: The Champion viaja por los universos en busca de adversarios dignos de su poder, a fin de luchar con ellos mano a mano. El problema es que nadie ha pasado del segundo round, pero aun así los héroes tienen que seguirle el juego al poderoso humanoide, sabedores del peligro en que se encuentra la Tierra.

Mientras tanto, la noticia se riega como pólvora, por lo que las transmisiones por cable, las apuestas, así como las portadas de periódicos y revistas acaparan la atención del público. El escenario designado, el Madison Square Garden, está abarrotado, la más grande de las batallas está por iniciar, con los héroes de la Tierra contra el Campeón del Universo… ¿quién se coronará?

 

Uno a uno los representantes del planeta azul son derrotados, dejando todo en las manos de El Guapo Ben, quien protagonizará un combate épico, aderezado con las expresiones de asombro y esperanza del público, así como de la determinación de The Thing, lo que dota a esta historia con una tremenda personalidad.

A 37 años de su publicación, no queda más que exclamar ¡Es hora de golpear! y ponerse a leer esta aventura clásica.

 

Artículos relacionados

+Crossing over: Superman vs Muhammad Ali

Author: Luis Carreón

Arquitecto de profesión, es egresado de la Universidad de Ecatepec. Apasionado de los cómics en todas sus facetas, coleccionista, lector asiduo, investigador y estudiante de la historia, amante de la literatura lovecraftiana, escritor amateur y curioso de lo inexplicable, lo paranormal y lo fantástico.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.