Comiclásicos – Batman: Venom

Por Luis Maggi

 

¿Obra maestra? ¿historia para prevenir la drogadicción? ¿un arco que pudo ser y no fue? Como todas las historias icónicas, Batman: Venom tiene público detractor y también una base de fanáticos que venera la historia y lo que conlleva.

Como referencia para los lectores no familiarizados, Venom fue publicada originalmente en los números 16 al 20 del título Legends of the Dark Knight, en 1991.  Con historia de Denny O’Neil, quien por mucho tiempo fue editor de los títulos de Batman, arte de Trevor Von Eeden y  Russell Braun, y portadas de José Luis García-López, esta saga contó con cinco números.

Legends of the Dark Knight fue un título originado en 1989, como consecuencia de la popularidad de la recién estrenada película de Batman, dirigida por Tim Burton. El enfoque de este título era generar historias autoconclusivas, con un máximo de tres a cinco números, que tenían como objetivo permitir que un público nuevo disfrutara las aventuras del héroe nocturno. Venom marcó una era dentro de la publicación, ya que se trató de la primera historia de Legends of the Dark Knight que se incluyó en el canon del personaje, ya que en este arco se explicó el origen de la fórmula que Bane utilizaría como fuente de su enorme fuerza y resistencia.

 

También publicada por Editorial Vid en los años 90, Venom narra la historia de un Batman joven, quién en su frustración por no salvar a una niña de la muerte, consume una droga sintética creada por el Dr. Porter, padre de la pequeña fallecida. Aunque la droga lo dota de una fuerza descomunal, también lo lleva a caer en una espiral psicológica, por lo que el héroe pierde su esencia y se convierte gradualmente en un adicto.

El escritor Denny O´Neil, quien se identificaba con esta situación, al haber vivido problemas con el alcohol, llevó a cabo un perfecto establecimiento de la personalidad de Batman, mostrando la forma en que el héroe pierde sus habilidades deductivas conforme avanza la trama y su consumo de drogas se incrementa.

Claro que hay detalles que pudieron ser mejores, como el desarrollo de la personalidad de dos villanos, completamente sacados del cajón de los estereotipos, así como muchas escenas que se leen inconsistentes, como en la que Batman se deshace de las drogas, en lugar de guardarlas para analizarlas, o la escena en la que se despoja de la capa y de la parte superior de su traja para zambullirse en agua helada. Sin embargo, en el contexto de la publicación, podemos entender que esta historia tenía el objetivo de crear conciencia sobre los efectos del uso y abuso de sustancias adictivas, y que nunca buscó ser el punto de partida para crear un villano memorable o para inspirar una de las cintas que Christopher Nolan le dedicó al Hombre Murciélago.

 

El dibujo en Venom es algo tosco, pero cuenta con muchas viñetas en las que los ilustradores supieron plasmar el efecto de las drogas en Batman, mostrándolo fuera de control y en el borde de la locura.

Las portadas, por otro lado, son obras maestras elaboradas por el español José Luis García-López, con el apoyo de Steve Oliff en los colores. Destacan dos de ellas: una en la que se aprecia a Batman, sin control sobre sí mismo, y otra con el héroe destruido, sin máscara, recién desintoxicado, y con una tremenda barba y cabellera que podría ser dignas de un personaje de El Señor de los Anillos.

Todas las historias tienen altibajos, y esta aventura de Batman no es la excepción. Pero si hay historias que valen la pena conseguir en su edición original, o por lo menos en formato de recopilatorio, Venom es una de ellas. Recomiendo ampliamente leer esta historia para conocer el origen del suero conocido como Venom, entender que nadie de nosotros está exento de caer en una adicción y, sobre todo, para apreciar una buena historia representativa de la era del boom del comic.

 

Author: Luis Maggi

Financiero por formación y doctor por adopción, divide su tiempo libre entre los deportes y la cultura pop de los 80 y 90. Coanfitrión del Podcast Comikaze desde octubre de 2018, comparte sus debrayes personales en materia de cómics y otros temas en la cuenta de Instagram @doctor_macana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.