CINErdo/ Detective Pikachu

Por Marina Gil

 

Cuando seis meses atrás, el 12 de noviembre de 2018, el canal de YouTube de Warner Bros liberó el primer trailer de Pokémon: Detective Pikachu y rebasó en pocas horas el millón de visualizaciones, Pokémon demostró ser una de las marcas mejor posicionadas a nivel mundial*. Tan sólo dos días después ya había superado los 30 millones de vistas y a la quincena había logrado más de 60, lo que lo colocó como uno de los estrenos más esperados de esta temporada.

Y al decir más esperados, lo digo en serio, ya que tuvieron que pasar más de 20 años para que los fans de Pokémon pudieran disfrutar de sus criaturas favoritas en pantalla grande y acción viva. Gracias a la magia del CGI, las formas caprichosas, las texturas y pelajes de estos seres son aún más kawaii que sus contrapartes en 2D (sí, es posible) y sus fantásticos poderes lucen en todo su esplendor.

Aunque esta espera tan larga es comprensible al considerar que una buena parte de las películas de acción viva basadas en videojuegos han sido un tremendo fracaso de taquilla (coff-coff, Street Fighter, Mario Bros, coff-coff), comprobado por la poca/nula aceptación que en semanas recientes tuvo el trailer de Sonic The Hedgehog (que incluso orilló al director de la cinta, Jeff Fowler, a comprometerse al rediseño del personaje, algo insólito en verdad), también es cierto que la película de animación 2D Pokémon: The First Movie (1999) está cómodamente ubicada en el sexto lugar de taquilla recaudada (en la categoría de adaptaciones de videojuegos) y que la popularidad del juego de realidad aumentada para dispositivos móviles Pokémon GO (a casi tres años de su lanzamiento) sigue siendo alta, por lo que la decisión de The Pokémon Company de dejar en manos de Legendary Entertainment la realización de esta cinta no era del todo una apuesta ciega.

 

La película se centra en Tim Goodman (Justice Smith), un joven de 21 años que dejó atrás su sueño de ser entrenador Pokémon y se gana la vida trabajando para una aseguradora, quien se ve obligado a viajar a Ryme City pues su padre, un detective del Departamento de Policía de esa ciudad, acaba de morir en un accidente de auto. Al llegar al departamento del detective Goodman, Tim se topa primero con Lucy Stevens (Kathryn Newton), una aspirante a reportera de investigación que está convencida de que el ahora occiso andaba tras una pista peligrosa, y luego con el excompañero de su papá, un Pikachu con tres peculiaridades: usa gorrito de Detective, tiene una adicción a la cafeína y ¡Tim puede entender a la perfección lo que dice!

Si usted no está familiarizado con Pokémon, le explico: estos seres no suelen utilizar ropa o accesorios. Generalmente se alimentan de una gran variedad de bayas especiales. Pueden comunicarse mediante gruñidos, chillidos y voces que son más bien la repetición del nombre de su especie en distintas entonaciones, ya sea completo o en sílabas. Es decir, Tim debería escuchar a este peludo ratón amarillo decir Pika-pika o Pi-ka-chu… pero no hablar inglés, ¡y menos en la voz de Ryan Reynolds!**

 

Luego de comprobar que Tim es el único humano que entiende a Detective Pikachu (y que el resto sólo escucha los tiernos sonidos de la criatura, en voz de Ikue Ōtani, LA Pikachu original), el Pokémon le explica al chico que está seguro de que su compañero continúa con vida, aunque sea sólo algo que siente en sus gomitas porque perdió la memoria como consecuencia del accidente en el auto. Tim termina aceptando ayudarlo en su investigación, quizá con la esperanza de enmendar de algún modo la complicada relación con su padre.

La trama de Detective Pikachu es sencilla, pero efectiva. Lo importante es que por un lado, el espectador casual puede disfrutar la película sin necesidad de conocer a la perfección la historia de Pokémon repartida en 23 años de manga, anime, películas, juegos de cartas y videojuegos; y por el otro, los fans de hueso colorado podrán deleitarse encontrando los detalles y referencias que literalmente abundan en cada esquina de las calles de Ryme City: desde los anuncios espectaculares, la música en las cortinillas de los noticieros, los nombres de los lugares, el vestuario de los actores, las exclamaciones de las multitudes, las acciones o situaciones en las que se encuentran algunos Pokémon y hasta las alusiones a su cosmogonía (así es, tal cosa existe) todo encaja en el universo de Pokémon… y aunque es verdad que los escritores se tomaron ciertas libertades, es un hecho que realmente se esmeraron en generar un entorno en donde humanos y Pokémon conviven cotidianamente, que luce lo más realista posible.

 

Quizá lo más difícil para la producción fue elegir a los Pokémon que llegarían a la pantalla grande, y es que existen poco más de 800 criaturas distintas entre las diferentes especies y sus evoluciones, cada uno igual de adorable que el anterior. Durante una de las primeras escenas de la película, la reportera Lucy Stevens hace referencia a esto, pues le dice a Tim Goodman que se dedica a realizar listículos relacionados con los Pokémon, como el Top 10 de los Pokémon más lindos… ¿Cuál es el más lindo de todos? y asegura que es un trabajo irrelevante porque ¡Todos lo son! El espectador entrenado (o el entrenador Pokémon, je, je) podrá reconocer a los 54 Pocket Monster que físicamente lograron hacerse de un lugar en la película, aunque si contamos a los que aparecen en fotos, juguetes y anuncios sumamos más de 70. No son pocos, pero muy probablemente los fans se queden con ganas de más. Pero quizá no será por mucho, porque se rumora que Legendary se encuentra ya en pláticas para realizar una secuela. De hecho, no sería nada extraño que así fuera, ya que Detective Pikachu se colocó en el segundo lugar en taquilla general (de su primer fin de semana de exhibición) recaudando un estimado de 58 millones de dólares, y en primer lugar en el histórico de la categoría de películas basadas en videojuegos, destronando a Lara Croft: Tomb Raider, aun a pesar de Angelina Jolie y sus dos… buenas razones. Nada mal para una peli llena de monstruitos tiernos.

 

Como parte de la promoción de Detective Pikachu, y honrando la fuerte tradición de los juegos de cartas de Pokémon, los espectadores recibirán un sobre con un par de tarjetas coleccionables que pertenecen a un set de 18 piezas exclusivas de la película (esta dinámica se implementó en 1999 cuando se estrenó Pokemon: The First Movie- Mewtwo Strikes Back), y sí, son un regalo (hasta agotar existencias). Por si se lo preguntan, la versión que se entrega en las salas mexicanas está en español. Además, Warner Bros. Pictures, en alianza con Google desarrollaron una aplicación para que el asistente de Google Home te ayude a descubrir tu Pokémon ideal. Basta con descargar la app y darle la orden Ok Google, hablar con Detective Pikachu para comenzar a jugar.

En lo personal considero que es una cinta muy recomendable (la he visto ya dos veces). Cuando vi el trailer mi principal preocupación era Ryan Reynolds dándole vida a un personaje que estimo mucho, pues temía no poder dejar de pensar en Deadpool al escucharlo, pero fue una grata sorpresa que ni siquiera me pasara por la cabeza. Cumple con ser entretenida de principio a fin, y aunque tiene sus detalles, cuenta con algunos giros interesantes, en palabras del propio Detective: Oh, that’s a twist. That is very twisty. Si se trató de una prueba de fuego de The Pokémon Company para medir la aceptación y posibilidad de un Universo Cinematográfico Pokémon en live action, me parece que la pasó con honores, sin duda alguna. Fue una experiencia bastante agradable escuchar las reacciones de asombro y emoción del público durante la proyección, niños y adultos la disfrutaron a la par… y más de uno salió cantando ¡Pokémon! Tengo que atraparlooooos… Atraparlos yaaaaa… (y yo con ellos).

 

Notas

*Al primer trailer le tocó un día complicado, pues compartió fecha de estreno con el teaser de Toy Story 4 y, desafortunadamente, con la noticia del fallecimiento del ícono Stan Lee.
**Sí, al estilo del flora colossi hablado por el Groot del MCU. Sólo que Pokémon lo estableció en su caricatura hace más de 20 años y el buen Groot ha variado en su vocabulario y gramática (y alianzas) dependiendo del escritor en turno desde su creación en 1960.

Author: Administrador

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.