Bad Blood: Sangre nueva y no tan mala

Por Luis Carreón

 

Existen momentos en los que creemos que todas las historias sobre ciertos temas ya han sido contadas, que la inspiración se ha agotado, o que el género ha dado todo hasta la saciedad, más aún si el tema es la mitología vampírica, quizás uno de los mitos sobrenaturales más antiguos en la historia del hombre. En la actualidad se encuentra presente, en la literatura, los videojuegos, el cine y por supuesto los comics, pero con tantos años vigentes, a veces es difícil encontrar la originalidad.

 

 

Sin embargo, siempre hay alguien que encuentra la forma y nos demuestra que no sólo es posible, sino que aún hay mucho que contar. En esta ocasión, ese alguien, o esos alguien, son nada más y nada menos que Jonathan Maberry y Tyler Crook con Bad Blood (Dark Horse Comics, 2013), miniserie de cinco números ganadora del premio Bram Stoker en la categoría de mejor novela, que cuenta la historia de Trick Croft, un chico universitario que lleva años peleando contra la leucemia y que aún tiene buenos amigos que lo ayudan a seguir adelante.

Un buen día, cuando Trick está pensando en rendirse, tiene un aterrador encuentro con Sturge, líder supremo de la Casa de las Espadas, una milenaria orden vampírica quien, por mera coincidencia y después de años aletargado, había elegido a Trick como su primer victima para resurgir con todo su clan y volver a la superficie a demostrar su poder a los humanos como los seres superiores que deben ser.

 

El problema es que Trick estaba en pleno tratamiento de quimioterapia, y al alimentarse Sturge, la sangre le quema, es como un veneno que lo matará lenta y paulatinamente. Y todo por su mala sangre, como el título lo indica. Por accidente, claro, se ha descubierto quizá el arma más poderosa en una guerra milenaria entre las fuerzas de la luz y la oscuridad, y será el inicio de un viaje fantástico para Trick, en el que encontrara importantes aliados.

 

Jonathan Maberry no sólo escribe cómics, sino también novelas, revistas y obras de teatro. Es profesor y ha ganado el premio Bram Stoker en varias ocasiones. Ha sido nombrado uno de los diez mejores escritores de terror en la actualidad, sus libros tienen múltiples premios y han sido bestsellers en más de dos docenas de países. En cómic ha colaborado con IDW Publishing, Dark Horse Comics y Marvel Comics en la famosa Marvel Zombies Return y en Marvel Universe vs The Punisher/Wolverine/The Avengers.

Por su parte, Tyler Crook no se queda atrás y su fuerte es el horror. Ha colaborado con Dark Horse en BPRD: Hell on Earth, Witchfinder, Bad Blood, y su mayor éxito, Harrow County, donde muestra lo impecable de su estilo y estética característicos. En una entrevista reciente, el artista comentó que el terror en cómic es más complejo de plasmar que en otros medios, y el truco consiste en sugerir en lugar de mostrar para dejar que sea el lector quien construya en su mente sus propios horrores.

 

Como dato adicional, si les interesa adquirir arte original de este artista, en el sitio Cadence Comic Art hay disponibles varias páginas, además de portadas de Bad BloodLa obra es muy completa en historia y estética y tenemos bastantes páginas llenas de sangre y una mirada a la subcultura gótica pero ¿cómo puede ser esto? Muy fácil, sólo hay que volver a ver los nombres de los involucrados en su creación. No quiero dar mayores detalles para no quitarles el gusto por conseguir este cómic y decidir por sí mismos.

Author: Luis Carreón

Arquitecto de profesión, es egresado de la Universidad de Ecatepec. Apasionado de los cómics en todas sus facetas, coleccionista, lector asiduo, investigador y estudiante de la historia, amante de la literatura lovecraftiana, escritor amateur y curioso de lo inexplicable, lo paranormal y lo fantástico.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.